CENIZAS Y MIEDO [EXILTIME] (168)

3.7
(3)

He llegado a una encrucijada y me confunden los caminos, arrastràndome sin pudor a un paraìso perdido. No han cumplido con su honor, negàndome promesas, pero tienen el perdòn de su Dios. La muerte sigue llevàndose màs, màs y màs vidas, pero hoy, aùn quedan cenizas de lo que ahora soy y primero fuí. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies.

Continùa mi camino, acechàndome el peligro, pisando con fuerza en tierras del enemigo. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Defendì con sangre y acero a quien con palabras ahuyentò mi dolor, sufriendo su presencia en mi pecho, agotando mis fuerzas y rindièndome ante su amor… Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Se apaga el fuego que llevo dentro, pero apuesta seguro por mi. Soy aquel que echò abajo las piedras del destino y aùn sigue alejado de ti. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Dictarà mi corazòn. Juntos tù y yo… para toda la eternidad.

Fuente de la imagen

Hice temblar los muros que protegen su ciudad. Hice romper las leyes que se alzaban en su altar. Soñando pensè que nada en el mundo me harìa callar y acabè siendo hundido por ellos, que dirigen mi realidad. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Empezò acabando mi vida cuando naufragò el amor, llevado donde no pude oir màs que mi propia voz. Llenaron de esperanza mis venas que fueron cauce seco. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Resisto al tiempo que, mi destino, pronto llegarà a su fin…

Sòlo hay un sueño donde el cielo aùn se une con el mar, tan lejos y tan difìcil de alcanzar, donde el viento es quien susurra palabras que hablan de libertad. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Vi sus ojos iluminando mi mundo y devolvièndole su luz. Mi sangre serà tu sangre y tus ojos me guiaràn en el exilio. Encerraron mi vida en una jaula de huesos y me enseñaron a luchar, a plantarle cara al poderoso y a seguir sin volver mi vista atràs. Me han cortado las alas y el sentimiento. Soy esclavo de un ayer, la luz sombrìa del rey. Dejarè que mi camino lo marquen hoy sòlo mis pies. Y sus manos alcanzaron estrellas, allà donde la noche y el dìa, mutuamente se velan, para vernos juntos, para el resto de la eternidad.

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

¿Qué te parecido la publicación?

¡Haz clic de 1 a 5 estrellas para puntuar!

Promedio de puntuación 3.7 / 5. Votos: 3

!Hasta ahora no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Total Page Visits: 211 - Today Page Visits: 1
Comparte este post
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Autor: Icaro

Generación del '77. Nacido en Reggio Emilia y criado en Asturias. Enamorado de la música, de mi mujer Elena y de mi niña, Gaia. Apasionado del cine de terror y ciencia ficción, la montaña, la fotografía y la comedia. Letrista de grupos pop, rock y metal desde Octubre de 1999.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.