HAGAMOS (230)

Hagamos que las estrellas
quieran salir por el día
y que no se escondan por la noche.

Hagamos una hoguera
en el medio del hielo
y que se derrita ante nosotros
hasta el último glaciar.

Fuente de la imagen

Déjame por un momento
solo el aire de tu cuerpo,
que con el sabor de tus labios
llenemos nuestros cuerpos.

Hagamos cientos de locuras,
juguemos piel con piel
hasta que llegue un nuevo amanecer.
Que el sol nos interrumpa
cuando estemos llenos de placer.

Ana M. Quintana

NO ESTABA SOLA (219)

Miraba a las calles,
pero éstas estaban vacías.
Solo se escuchaba el murmullo
de los pájaros en aquel día.



Una brisa movía su pelo
cuando asomaba a su balcón,
para observar que el único sonido
era el de aquella naturaleza
que sonaba con pasión.

Fuente de la imagen


Sabía que no estaba sola,
pero no los podía ver.
En la distancia sabía apreciar
aquellos corazones
que siempre la iban a amar
y que aunque hubiera distancia
siempre iba a saber dónde están.

Porque, unidos o separados,
el cariño ahí siempre estará.
No le temas a lo que pasa,
porque alguien siempre ahí estará,
para quererte o amarte,
y para que nunca sientas soledad.

Ana M. Quintana

VOLVEREMOS (214)

Ilusiones desbordadas
en ocasiones contadas,
buenos momentos con amigos
en nuestras rutinas diarias.

Un café en el bar de siempre
donde es un amigo
quien nos atiende.
Unas cervezas en la barra
para terminar la semana.

Hoy nos vamos de vacaciones
a descubrir nuevos rincones.
Esos veranos en la playa
donde hacemos lo que nos la gana.

Vamos a comer a casa de mamá
a ver que nos va a preparar,
mientras charlamos con papá
sentados en el sofá.

Fuente de la imagen


Una charla a nuestros hijos
que nos miran todos fijos,
para que no nos demos cuenta
que no escucharon ni una letra.

Cuando volverán aquellos tiempos
en que nos quejamos
de que siempre era la misma rutina.
Cuando volverán aquellos tiempos
que hoy sentimos tan lejos,
pensando en nuestras ventanas
mientras esperamos a ver que pasa.



Aquello si que era vida
y no como le llamábamos
a la dichosa rutina.
Aquellos eran buenos tiempos
que hoy se los lleva el viento.



Ana M. Quintana

SUEÑA, PERO NUNCA TE DUERMAS (182)

Nacemos llorando, porque no sabemos lo que el futuro nos depara y, mantenemos la calma, que del vivir lo justo, la vida se encarga.
Para llegar más lejos solamente hay que evitar que nuestros pies se detengan.
Desnúdame el corazón y sueña, pero nunca te duermas…

Sueña libre y libre serás, viajando el sol a tus espaldas.
Siente el abrazo de la soledad y el viento bajo tus alas.
Que el tiempo no logre olvidar dar tu nombre a cada estrella…

Nunca hubo sueños demasiado grandes ni metas imposibles.
Si rendirse no va contigo, mantente despierta, suma y sigue.
Piensa que puedes porque capaz lo eres. Que nada se tuerza.
Desnúdame el corazón y sueña, pero nunca te duermas…

Sueña libre y libre serás, viajando el sol a tus espaldas.
Siente el abrazo de la soledad y el viento bajo tus alas.
Que el tiempo no logre olvidar dar tu nombre a cada estrella…

Fuente de la imagen

La vida siempre es demasiado corta. Piensa menos y siente más.
Tu grandeza estuvo en tus ganas de seguir, aprender y luchar.
Presumiste de tu propia magia al prepararte para lo que venga.
Si me desnudas el corazón es probable que me duerma….

…Y volverás a recordar:
mis besos, mis caricias, mi reflejo en tu mirar.
Tus anhelos, mis desvelos, mis huellas del llorar.
Ese incómodo silencio
y el sabor del primer beso
que jamás podré olvidar.
Hoy…
Hoy te he vuelto a recordar…

Que el tiempo no logre olvidar dar tu nombre a cada estrella…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

*A Erica Fernández Rey y Rubén López Arbesú. Nos dejó tan rápido que apenas le dio tiempo a cerrar los ojos.

BAJO EL MISMO CIELO (103)

Así comenzó todo. Mujer de tierras lejanas, de espíritu noble, de mirada tierna, de sueños de libertad.

Fuente de la imagen

Encontrarte fue el milagro que esperaba, te hiciste indispensable desde entonces, siempre en mi mente, siempre prendida en mis sueños.

Llegaste sin que yo te buscara y ya no voy a dejarte ir. Mujer de tierras lejanas, nos separan algunos kilómetros, pero nuestras almas caminan de la mano y ríen desafiantes al tiempo y la distancia, porque me tienes, porque te tengo.

Llegaste para cambiar mis días, para iluminar mis noches. Tú, sueño hecho realidad en mi propia fantasía, ya que te imaginaba aún sin saber que existías, pero estas allí.

Mujer de besos de almíbar, viejo amor de vidas pasadas que echaste raíces en mi alma, sin que yo me diera cuenta.

Así comenzó todo. Bajo el mismo cielo.

De Sol al Cielo 🌹