EL DESTINO EN LA BORRA DEL CAFÉ (210)

Fermín era muy ingenuo. A tal punto, que los muchachos del café lo cargaban porque se creía todo; o casi todo. Siempre dudé si lo suyo era ingenuidad o una increíble capacidad de asombro. Era capaz de andar por el barrio buscando tréboles de cuatro hojas o a un gato con dos colas. Aquella vez la broma había llegado demasiado lejos, casi hasta la crueldad.

Cuando lo crucé en la esquina del quiosco del Tano, sus ojos extraviados buscaban frenéticos en cada rincón de la vereda. Intenté disimular mi asombro cuando me preguntó si yo también sabía. ¿Si sabía, qué?  -le dije-  y Fermín no me dio tiempo a nada. Sin que pudiera articular palabra, pegó un salto desmedido y siguió como poseso buscando en la vereda.

En el café, como era habitual, estaban todos. El Moncho y Pericles jugaban al billar en el fondo y, en una mesa sobre la ventana, Jorge, la Renga y Benítez no se perdían un sólo movimiento de las desventuras del pobre Fermín.

Había veces que trataba de tomar distancia y ver las cosas desde otra perspectiva. Sabía que era inútil pasarse las horas en el café, haciendo como dice Charly García, -filosofía barata y zapatos de goma-, pero inevitablemente aprendiendo de la biblia y del calefón.

Fuente de la imagen

Lo que nunca acepté, era esa suerte de placer perverso que movía a la Renga a ensañarse con el pobre Fermín. Evidentemente lo disfrutaba, como una pequeña revancha cotidiana. Casi podría decirse que necesitaba hacerlo.

Le pedí un café al Gallego, con el típico gesto de señalar la tacita. Desde la ventana todos seguían los pasos de Fermín y se reían, comentando las alternativas posibles de la cargada.

Resultaba que la Renga le había hecho creer que leía el futuro en la borra del café. Le habían montado todo el circo, leyendo primero las posibles desventuras que le sucederían a Benítez, en un próximo viaje que iba a realizar hacia la costa atlántica.

Benítez consultaba y la Renga ahondaba en detalles sobre como se iban a desarrollar los acontecimientos, anticipaba los importantes pedidos que le iban a hacer los clientes de Santa Teresita y auguraba varias situaciones difíciles que se le presentarían con la policía caminera,  que estaba en pleno operativo de verano.

Fermín se creía todo. No tardó en entrar por el aro y le pidió a la Renga que le dijera lo que veía en la borra de su café. Primero se resistió a creerlo pero después, se fue convenciendo de que era posible que se le diera un golpe de suerte. Encontrar una fortuna escondida, o mal enterrada, no debería ser muy difícil. Lo que pasa es que siempre andaba distraído y no le prestaba atención a lo que podía estar tirado en la calle. Así que saludó y, con cierto disimulo salió apurado del café en busca de la suerte.

Desde la ventana los muchachos seguían con la mirada la frenética búsqueda de Fermín, divirtiéndose a su costa toda la mañana.

Jorge, que era un poco más piadoso, trató de disuadirlo en una de las tantas veces que volvió a pasar cerca de su mesa. Pero no había caso. Así como era de ingenuo era de testarudo. Estaba convencido de que la Renga no le mentía y, que alguna vez se le tenía que dar. Siguió buscando.

Como mucha gracia no me causaba la broma porque me resultaba un buen tipo Fermín, me puse a seguir las carambolas del Moncho que era  un maestro con las tres bandas. Cuando de repente se hizo un silencio tan pesado como noche de verano. Fermín entró al boliche, se acodó en la barra, y a los gritos pidió una vuelta para todos exhibiendo impúdicamente un billete de los grandes en su mano derecha. La Renga, verde de rabia, quiso saber lo que había pasado y Fermín que le decía:

– ¡Gracias, hermano! ¡Me salvaste! Yo sabía que no era una joda, lo sabía… Y salió corriendo del boliche, no sin antes mostrarle a la Renga una billetera repleta de dinero que encontró tirada en el árbol, justamente en la esquina del café, en el lugar que él le indicara.

*** Daniel Omar Granda ***

QUIERO… [CAI DOWN ASTURIAS] [VICTORIA] (131)

Sé muy bien que es lo que quieres tú. Cuéntame, ¿qué es lo que puedo hacer? Nunca pensé: “Todo fue un error”.“Nacer, crecer…” Evité mi rendición.

Absurdo el silencio de mi soledad. Aferrarme a esta vida y ser como uno más.

Aún recuerdo. Hubo días que, sin faltar voluntad, hallé mi sitio, mi lugar. Hoy sólo me veo y, al despertar, los pasos de esta vida, perdidos en la oscuridad.

Puedo sentir, puedo soñar, despertar contigo aquí. Poderte velar. Detener el tiempo así y juntos volver a empezar. Puedo sentir, puedo soñar, despertar contigo aquí. Poderte velar. Detener el tiempo así y juntos volver a empezar.

Joaquín Rodríguez Arranz durante la grabación de un videoclip en los Estudios Triple A.
Fuente de la imagen

Rozando el silencio de mi soledad. Aferrarme a la vida y ser como uno más.

Puedo sentir, puedo soñar, despertar contigo aquí. Poderte velar. Detener el tiempo así y juntos volver a empezar. Puedo sentir, puedo soñar, despertar contigo aquí. Poderte velar. Detener el tiempo así y juntos volver a empezar.

Puedo sentir, puedo soñar, despertar contigo aquí. Poderte velar. Detener el tiempo así y juntos volver a empezar. Puedo sentir, puedo soñar, despertar contigo aquí. Poderte velar. Detener el tiempo así y juntos volver a empezar.

!!!Quierooo!!!

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

* A Joaquín Rodríguez Arranz. A veces la integración se basa en cerrar los ojos y dar una mínima oportunidad sin saber a quién tienes delante.

DOLOR LLEVO DENTRO [VICTORIA] (130)

Cada segundo, morirá. Pasos perdidos buscan su final. Caduca la vida, ¿qué hice mal? Busco inquieto mi próximo rival.

Y siento. Ausencia que, al respirar, me deja ya sin aliento. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro. Ver como mis fuerzas se van y algo me va consumiendo. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro.

De nada sirve hoy claudicar. Pensar que pronto ésto acabará. Mi vida empieza a deshojar y sólo puedo dejarme llevar.

Y siento. Ausencia que, al respirar, me deja ya sin aliento. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro. Ver como mis fuerzas se van y algo me va consumiendo. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro.

Fuente de la imagen

De nada sirve hoy suplicar. Pedir una nueva oportunidad. El alma empieza a deshilar y sólo puedo dejarme llevar.

Y siento. Ausencia que, al respirar, me deja ya sin aliento. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro. Ver como mis fuerzas se van y algo me va consumiendo. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro.

Y siento. Ausencia que, al respirar, me deja ya sin aliento. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro. Ver como mis fuerzas se van y algo me va consumiendo. Nada es por casualidad. Sólo dolor llevo dentro.

Ganando tiempo perdido…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

PERPETUA LUZ [VICTORIA] (129)

Directo voy hacia algo incierto que mis sueños quemará. Mi vida en un sólo momento, ante mis ojos, hoy, pasará. Juzgado a placer de este miedo. Derrotado y sin rival. El tormento de este anhelo, ahora locura, me impide luchar.

A lo lejos veo mi sitio. Las sombras cubren mi pedestal. Arrastrándome sin piedad a una luz  que me consumirá.

En verdad, no sé lo que has hecho tú por mi. En serio, no lo sé. Sed justos, escúchadme…

Fuente de la imagen

Condenado a placer de unas manos que ya me atan sin dudar. Una pregunta algo inoportuna, sin palabras, me delatará.

A lo lejos veo mi sitio. Las sombras cubren mi pedestal. Arrastrándome sin piedad a una luz  que me consumirá.

Es hora de ahuyentar mis miedos y así voy dejándome llevar. La gloria es para unos pocos que reclaman en la eternidad.

A lo lejos veo mi sitio. Las sombras cubren mi pedestal. Arrastrándome sin piedad a una luz  que me consumirá.

En soledad, bajo un mismo techo, ahora ya nada queda por hacer. Fueron necios, negándome…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

MIS ALAS ROTAS [PRÓLOGO] (121)

Fuente de la imagen

“Incluso con mis alas rotas he sabido mantenerme lejos de mi rendición porque, hasta mis pasos perdidos, saben encontrar de nuevo su final…”

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

EN SILENCIO (119)

Dejaste de acariciarme y mis manos desataban tempestades. Olvidaste seguir queriéndome y mis heridas se desgarraban.

Hablabas de lo vivido rompiéndose la hermeticidad del silencio…

Fuente de la imagen

Y, de un último suspiro, alardeabas con palabras, cuando los sueños se quebraban con la luz. Y, de un nuevo amanecer, enredabas con suspiros, lamentos que encadenan mi voz, porque desde mi cielo aún sigue siendo todo gris.

Paseabas entre la abundancia, retina triste de la inocencia, ventanas de tus ojos claros, hacia la estación de la prudencia.

Volabas con la audacia sigilosa de la temeridad…

Y, de un último suspiro, alardeabas con palabras, cuando los sueños se quebraban con la luz. Y, de un nuevo amanecer, enredabas con suspiros, lamentos que encadenan mi voz, porque desde mi cielo aún sigue siendo todo gris.

Envolviéndome entre el miedo…

Y, de un último suspiro, alardeabas con palabras, cuando los sueños se quebraban con la luz. Y, de un nuevo amanecer, enredabas con suspiros, lamentos que encadenan mi voz, porque desde mi cielo aún sigue siendo todo gris.

Cuando en el andén ya huele a oscuridad…

Y, de un último suspiro, alardeabas con palabras, cuando los sueños se quebraban con la luz. Y, de un nuevo amanecer, enredabas con suspiros, lamentos que encadenan mi voz, porque desde mi cielo aún sigue siendo todo gris.

Y, de un último suspiro, alardeabas con palabras, cuando los sueños se quebraban con la luz. Y, de un nuevo amanecer, enredabas con suspiros, lamentos que encadenan mi voz, porque desde mi cielo aún sigue siendo todo gris.

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

CASI ÁNGELES (112)

Hoy como ayer son pieza importante en mi vida. Sólo podré, proteger con caricias y hacerlas soñar… y hacerlas saltar, sin miedo a volar.

Fuente de la imagen

Quiero creer que son la razón de mis días. Sólo pensé, en cubrir con sonrisas sin verlas llorar… y verlas soñar, sin miedo a despertar.

Y, hoy sin ellas no pienso seguir, si son la razón de mi existir. Sentadas aquí  junto a mí…

Y, hoy sin ellas no pienso seguir, si son la razón de mi existir. Sentadas aquí  junto a mí…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

VOLUNTAD DE DIOS (111)

Perdóname, si no tuve culpa o no supe qué hacer. Por un momento lo imaginé. Qué puedo hacer, si ahora vivo y muero a la vez.

Fuente de la imagen

Entiéndeme, crece tu ausencia sin emanar tu voz. Por un momento lo imaginé. Qué puedo hacer, si ahora vivo y muero a la vez.

Perdóname, si algún día no me acuerdo. Por un momento, mi alma del revés y mi cuerpo no lo ven. De ésto no me percaté.

Mi vida no podrá aguantar el final. Destellos de luz, lo eras todo. Alimentabas mi corazón. Así lo quiso, a voluntad de Dios.

No imaginé quién podría estar buscando. Veo un camino, largo trecho hacia la eternidad. Pues así mi alma hoy libre quedará.

Me encontrarán. Soy una luz que mana bajo las aguas. Nunca pensé qué podría ser. Ya no me queda nada si no te tengo a tí.

¿Cómo sucedió todo?. No hay principio pero si final. Fuiste mi vida. El destino no entenderá que el silencio me acompañará.

En mis dudas aún queda voluntad…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

A la memoria de Diego Díaz Gutiérrez

PALABRAS Y MENTIRAS (092)

Siento como mi vida se va agotando. Lentamente. Noto como hoy mis miedos ya empiezan a decaer. Viendo que a cada instante siempre vuelvo a perderte. Terminaré con este sueño y no volveré a creer.

Quiero que surja de nuevo el amor dado que aún perdura en mi interior.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que no podrán quemar.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que nunca quemarán.

Fuente de la imagen

Quiero que surja el amor dado que aún perdura en mi interior.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que no podrán quemar.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que nunca quemarán.

Destroné mis principios al fin. Quiero decidir hoy sólo por mí…

Me dejaste lamiendo mis heridas. Saboreando el dolor que sentía. Intentando desplegar mi alas rotas y reaparecer.

Me dejaste lamiendo mis heridas. Saboreando el dolor que sentía. Intentando desplegar mi alas rotas y reaparecer…

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que no podrán quemar.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que nunca quemarán…

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que no podrán quemar.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que nunca quemarán…

Quiero que surja el amor dado que aún perdura en mi interior.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que no podrán quemar.

Con palabras y mentiras abrirán más mi herida. Hoy mi anhelo es un sueño que nunca quemarán…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©

VICTORIA (069)

Esta vez el destino cumplió su papel cada vez que hubo camino bajo mis pies. Lejos de soñar rompí jaulas de cristal y, vuelvo a ser, luz en la oscuridad.

Alcanzo a creer que aún queda algo más. Me niego a ver un principio y un final. Nostalgia, hoy te enfrentarás a mi. Dulce locura, de nuevo, invítame a seguir.

No soy distante ni sombra incapaz de abandonarte y seguir sin más. Soy tu estrella de luz fugaz. No puedo sólo hacer ésto si no es junto a ti…

Volverá mi sueño a comenzar y la realidad sigue siendo dificil de esquivar. Saborea la libertad porque, has sido y serás, sólo un antojo de la soledad.

No soy distante ni sombra incapaz de abandonarte y seguir sin más. Soy tu estrella de luz fugaz. No puedo sólo hacer ésto si no es junto a ti…

No soy distante ni sombra incapaz de abandonarte y seguir sin más. Soy tu estrella de luz fugaz. No puedo sólo hacer ésto si no es junto a ti…

Fuente de la imagen

Cada paso arrastra a la eternidad…

No soy distante ni sombra incapaz de abandonarte y seguir sin más. Soy tu estrella de luz fugaz. No puedo sólo hacer ésto si no es junto a ti…

No soy distante ni sombra incapaz de abandonarte y seguir sin más. Soy tu estrella de luz fugaz. No puedo sólo hacer ésto si no es junto a ti…

Toda victoria empieza arrastrando un sueño…

☠✔ 🅸🅲🅰🆁🅾 ©